Los males de la industria turística – Red Emprendedor

Los males de la industria turística

 

Se dice que la principal actividad económica del estado es el turismo, pero en realidad la primera es la burocracia, los empleos en gobierno; en segundo lugar está el campo la agricultura y agroindustria y en tercer lugar el turismo.

Aunque la actividad turística no es la primera si es de suma importancia y debemos de atenderla de manera profesional ya que es una actividad muy loable, que si se hace bien puede beneficiar económica, ambiental y sustentable el crecimiento de las comunidades.

En los últimos meses ha existido un incremento de nuevas empresas dedicadas al turismo en la ciudad, más de 5 hoteles se están construyendo, con inversiones de millones de pesos, ya sea a un costado del llano en la calle de Pino Suárez o en frente de la iglesia de Jalatlaco, esto nos debería de alegrar debido a que Oaxaca tendrá más capacidad para recibir a los turistas, además durante su construcción y apertura generará nuevas fuentes de empleo.

En teoría todo esto es benéfico, pero la industria turística en Oaxaca oculta un mal, que a mi parecer podría traer serias complicaciones, sumando a que los turistas decidan ir a otros destinos, en este caso no hablo de amenazas externas, el problema radica en los ridículos salarios que percibe un especialista en turismo.

Generalizar es un práctica nefasta, pero estoy casi seguro de que la gran mayoría de negocios de la ciudad, en especial los que contratan recién egresados de las Universidades, explotan y menosprecian los conocimientos adquiridos de los jóvenes, llegando a pagar salarios de mil 800 pesos quincenales, 120 pesos diarios, menos comidas y transporte restan para gastar, vivir o ahorrar 20 pesos, seamos sinceros 20 pesos no alcanzan para nada.

Las jornadas excesivas de trabajo a las que están expuestos, sumado a la negación del pago de horas extras, y cubrir doble turno sin previo aviso cuando alguien falta, pone en una situación vulnerable a estos trabajadores. A todo esto hay que sumarle que no les ofrecen prestaciones de ley, ni seguro de vida y en muchas ocasiones no tienen firmado un contrato.

Las malas condiciones laborales dejan a los trabajadores insatisfechos  y así ellos tendrán contacto directo con el cliente  a quien le transmitirá emociones negativas. Ningún turista quiere sentir que cuando lo atienden hay inconformidad, el turista viene a disfrutar.

La actitud de servicio es fundamental para esta industria, ser buenos anfitriones es la clave, pero ¿cómo puedes ser buen anfitrión si te sientes poco valorado o insatisfecho. En muchas ocasiones los dueños de estos establecimientos ni siquiera son oaxaqueños, explotan a las personas que dan vida a esta actividad.

¿Cómo un empresario se puede dar cuenta que lo está haciendo mal?, un indicador es la rotación de personal.

Un caso que me llama la atención es Tierra del sol, casa restaurante donde su primer sucursal llaman “Casa Lila Downs”, lugar donde estas malas prácticas suceden cada día, afectando a los profesionistas, meseros y al resto de los trabajadores.

Cabe  recalcar que los salarios distan mucho de las ganancias mensuales que obtiene esta empresa.

Me pregunto si Lila Downs estaría contenta de que utilicen su nombre sabiendo como tratan a los empleados en este lugar.

Los salarios bajos y malos tratos en distintos centros de trabajo es uno de los motivos por lo que los jóvenes han  decidido emprender para evitar este tipo de prácticas.

Por eso es importante que cuando tu empresa se posicione nunca olvides dar un trato justo a los trabajadores y repartir las utilidades cada fin de año fiscal, prestación de ley que muchas empresas oaxaqueñas no otorgan a sus trabajadores.